Preguntarse...

PREGUNTARSE

Las preguntas, las dudas, inquirir, indagar, bucear, sumergirme en el torrente arrollador de la vida ha sido un poco la marca indeleble que tatúa mi corazón.
Siempre en busca, siempre curiosa y preguntona.

Elegí ser libre y escribir, sacar fotos, transmitir lo que siento, lo que me quema el alma, me arrastra a los desafíos o me desconcierta.

Aquí no encontrarán contundencias, no leerán nada taxativo o categórico. Serán parte de mis desandar, de mis derribos, las escapadas ausentes y los silencios que adivinan entre la prosa un tanto desaliñada: mi marca registrada.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

SEIKO HI BEAT CALIBRE 2206 - 0400 ( 1984 )

Este bellísimo y raro ( muy coleccionable, a juzgar por el precio en el que se vende hoy día ) reloj es una linea de Seiko que no ha sido muy popular. Lo tengo con su maya y cierre originales.
Posiblemente el diseño del reloj ( muy de linea innovadora y fuera de los rango de los típicos Seiko ) no hayan ayudado a que se venda masivamente.




Acá otra vez un ejercicio de estilo. Estos escritos van por temporadas. Hay tiempos en los que me interesa una cosa; y a veces otra. Acá me la agarré con el tiempo.....

Los índices de mensurabilidad varían con el tiempo. De joven pensaba que el mundo era mío, que me lo podía llevar a la rastra o hacer con él lo que quisiese. Luego la vida me enseñó que esa vara con la que medía el mundo era muy grande, tanto como los sueños que se cumplen o los que quedan guardados en un cajón.
Medir, comparar y ponderar son actividades humanas cotidianas. Me encuentro a veces ponderando imposibles, como decir: " ¿ Qué hubiese pasa sí... ? ". Que por su puesto "ese" algo como no pasó, imposible elucumbrar o imaginar....
No sé ustedes, pero tiendo a pensar seguido con analogías, las alegorías y las fábulas, además de la manía por medir. Me gusta pensar que mis seres queridos y mis amigos son cactus. Y me pienso a mi misma como un puma.

Los cactus son plantas muy resistentes, acostumbradas a las inclemencias, los tropiezos, los malos tratos, la sequía de todo tipo y tenor. Los cactus no reciben abrazos, ni palabras dulces; solo de tanto en tanto una mirada lánguida y unos reproches. 
Los originarios de América han encontrado en los cactus la manera de proveerse de agua en sus raíces, en momentos de sequía extrema. Esa sequía que duele pero que se comparte y que hermana. Los pumas también suelen morder los tallos muy amargos, y se animan a los pinchazos de las largas y puntiagudas agujas para calmar la lengua y el alma llena de ampollas....

No hay comentarios.:

Publicar un comentario