Preguntarse...

PREGUNTARSE

Las preguntas, las dudas, inquirir, indagar, bucear, sumergirme en el torrente arrollador de la vida ha sido un poco la marca indeleble que tatúa mi corazón.
Siempre en busca, siempre curiosa y preguntona.

Elegí ser libre y escribir, sacar fotos, transmitir lo que siento, lo que me quema el alma, me arrastra a los desafíos o me desconcierta.

Aquí no encontrarán contundencias, no leerán nada taxativo o categórico. Serán parte de mis desandar, de mis derribos, las escapadas ausentes y los silencios que adivinan entre la prosa un tanto desaliñada: mi marca registrada.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

La Boca

Hablar de la Boca es aludir a un barrio marginal en los bordes mismos de la miseria, lleno de turistas con ansiedad de fotos bonitas en un lugar donde es difícil encontrar imágenes bellas que respondan a cánones de aceptable criterio que no raye lo vulgar.
La Boca es Caminito ( la tan nombrada calle peatonal atiborrada de artistas plásticos con un único motivo: el barrio ); las adyacentes Pedro de Mendoza y Magallanes y sus improvisados guías turísticos, el mal olor, la marginalidad en los rostros mestizos de los pobladores u ocupantes por la fuerza de los muy precarios inquilinatos ( los arquiconocidos " conventillos " ). Hay siempre mucha mezcla de culturas en ese empedrado baboso, en los colores y las voces. Es posible escuchar al mismo tiempo una cumbia, una cachaca paraguaya, un tango y rock metálico; todo sonando al mismo tiempo.

La Boca nació hace ya mas de 2 siglos como depositario de los genoveses, yugoslavos y rusos que migraban enloquecidos en busca de un futuro mejor. La denominación " xeneixe " que sugiere ser hablante del dialecto genovés, habitante de la Boca o simpatizante del famoso club del barrio se funde en una sola pasión: el riachuelo, los colores chillones, hablar a los gritos, tomar mate en la vereda al anochecer, la camiseta del club de los amores ( azul y oro ) que inunda el horizonte de ropa recién lavada y tendida por doquier, al sol.
 Los colores, el emblema con escudo y bandera propia de lo que alguna vez fue una república independiente - porque una sublevación de obreros genoveses independizó al barrio del resto de la Argentina en 1882, aunque por poco tiempo - siguen en lo alto del orgulloso barrio. Que incansablemente mezcla otras miradas, otras voces, otros lenguajes y otros destinos.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario