Preguntarse...

PREGUNTARSE

Las preguntas, las dudas, inquirir, indagar, bucear, sumergirme en el torrente arrollador de la vida ha sido un poco la marca indeleble que tatúa mi corazón.
Siempre en busca, siempre curiosa y preguntona.

Elegí ser libre y escribir, sacar fotos, transmitir lo que siento, lo que me quema el alma, me arrastra a los desafíos o me desconcierta.

Aquí no encontrarán contundencias, no leerán nada taxativo o categórico. Serán parte de mis desandar, de mis derribos, las escapadas ausentes y los silencios que adivinan entre la prosa un tanto desaliñada: mi marca registrada.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

Los dos puentes Nicolás Avellaneda: el transbordador y el vehicular/peatonal. O dos emblemas que recuperan protagonismo para la Boca

En el barrio de la Boca hay dos puentes que llevan el mismo nombre: Nicolás Avellaneda. El puente transbordador de hierro fue inaugurado en 1914 y es el único que existe en territorio del continente Americano. El otro que además es corredizo, peatonal y vehicular se inauguró en 1940. Y distan uno de otro 200 metros.
Los puentes transbordadores no fueron populares ni numerosos. Apenas se montaron 20 en el mundo de los que sobreviven 8: el de Vizcaya, el de la Boca, uno en Francia, dos en Inglaterra, uno en Gales y dos en Alemania. Se cree que los transbordadores fueron superados y quedaron obsoletos casi al mismo tiempo que fueron creados. Pues la moda de las estructuras monumentales de hierro pasó rápidamente y se prefirieron otro tipo de puentes mas dinámicos y sólidos.
El transbordador del barrio de la Boca, de los 8 existentes, es el único que no está activo - aunque pronto se espera su reinauguración luego de su desactivación en 1960 - Se lo está poniendo a punto y en condiciones para ser reutilizado nuevamente.
En Argentina tiene la categoría de Monumento Histórico Nacional y se espera que su reactivación lo haga candidato a ser Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Como dato de color debo decir que en 1993 se lo intentó desmantelar y venderlo como chatarra. Pero el coraje de los vecinos de la Boca e Isla Maciel que lo consideran un emblema del barrio lo impidieron hasta con protestas salvajes  no exentas de violencia.
Les doy unos pocos datos de esta maravilla: mide 52 metros de alto, sus columnas tienen 27 metros de ancho y están apoyadas en 8 cilindros de hormigón de 4 metros de diámetro y 24 metros de profundidad en el lecho del río. Las dos vigas principales son reticulares y marcan la separación de las columnas a 67 metros de un lado al otro del río. La estructura fue traída en su totalidad de Inglaterra y armada con uniones de roblón - bulones gigantes -. La plataforma ( actualmente en puesta en valor al igual que el mecanismo ) es de 8 x 12 metros y tiene un agarre fijo traslativo a las viguetas que le sirven de guía.
El puente, como podrán notar en las fotos, está siendo " arenado" para sacarle restos de óxido y pintura y devolverle su antiguo esplendor. La idea es devolver dinamismo, conectividad y unión al barrio de la Boca - ribera porteña - con su vecina Isla Maciel ( Partido de Avellaneda en la Provincia de Buenos Aires- es decir, la ribera bonaerense -) al otro lado del río. Isla Maciel hasta 1930 fue el mayor polo industrial de la Argentina y la existencia del transbordador fue vital para el crecimiento y dinamismo del barrio. Pero la Isla Maciel tuve su declive y ocaso a principios de los ´60 del siglo pasado cuando el sueño de los polos industriales en Argentina se diluyó.




Y un par de fotos del " nuevo":




No hay comentarios.:

Publicar un comentario