Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de indómito coraje, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

Delbana lady calibre AS 970 ( 1960 )

Esta es la tercera entrada de este super calibre en esta página. Como ya se habrán dado cuenta, los AS 970 han sido utilizados por cuanta marca relojera los tuvo a la mano.
Este Delbana es uno de los relojes mas bellos que he tenido en mi vida. Tiene una formidable esfera con relieves y micro texturas que lo hacen inigualable e inigualado.

¿ Y qué es Delbana ? Hoy día es una marca relojera suiza asociada a Delma. Pero en el ayer de casi 100 años tiene origen en el Principado de San Marino. Sí, como lo leen. Goliardo Della Balda migró con su familia a suiza en busca de un futuro mejor.... y en 1933 crea Delbana. La torre, que simboliza la marca, es ésta y es el emblema del Principado:



Los Delbana tienen unos diseños y terminaciones muy cuidados. El mio ( mio, mio... para nadie mas ) es un pequeño muchachín con un AS 970, como ya dije:


Y unas palabras sin alegorías ni verbigracias:

Es el esquema del amor que me perturba
en la sutil luz de tu referencia
que salpica el caliz lleno de malicias
espesando la gruta simple de la ironía
maliciosa detonación de celebraciones
se jactan de interiores mansos con la prosa
que sigue un cono de sombras y simulaciones
cabalgando en tu cuerpo la indiferencia 

Es el color de la vida y sus desdichas
que me hunden en los mundos posibles de la ira
la cavilación, la complacencia, la belleza
de sentirme virgen de tactos ajenos y amables
discrepo con la ciénaga imperturbable de los días
gastados de estrellas y pasos lentos   
poséeme y átame a tu manantial riguroso
siénteme latir, cabizbajo entierro.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario