Preguntarse...

PREGUNTARSE

Las preguntas, las dudas, inquirir, indagar, bucear, sumergirme en el torrente arrollador de la vida ha sido un poco la marca indeleble que tatúa mi corazón.
Siempre en busca, siempre curiosa y preguntona.

Elegí ser libre y escribir, sacar fotos, transmitir lo que siento, lo que me quema el alma, me arrastra a los desafíos o me desconcierta.

Aquí no encontrarán contundencias, no leerán nada taxativo o categórico. Serán parte de mis desandar, de mis derribos, las escapadas ausentes y los silencios que adivinan entre la prosa un tanto desaliñada: mi marca registrada.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

Certina calibre Certina 28-10 ( 1965 )

Acá una demostración de por qué mis amigos exageran mas de la cuenta: la insensata de mi amiga Meritxell, en un colapsado estornudo me hizo llegar este formidable Certina 28-10.
Que es un relojazo



Y una prosa poética que dediqué a mi amiga Meritxell por tan espléndido regalo

Las palabras son maravillosas.

Tienen ese encanto abrasador del verano del alma. Traspiran la bondad y pasión de las ánimas con sed de vivenciar momentos bellos, los plenos amores de rocíos y eternas primaveras.

Las palabras suelen no ser inocentes. Cargan los flujos de admiración, desdichas, momentos duros o extraordinarios que nos regala la vida; esta vida tan gloriosa, tan honesta, tan limpia.

Ellas nos inundan. Nos encontramos abandonados y sumergidos en ese cause infinito de vocablos, tintas, trances y plumas; solitarios y solidarios.
Solitarios porque el acto de fenecer en palabras no tiene comparación con otros actos de nuestra existencia. Y solidarios, porque las almas que estamos sujetas al embrujo de los escrito por nuestra mano, los grafos y su veneno inevitable e inevitado nos engrilla al infinito; con nuestras alegorías y gozos.

Las palabras quiebran lo solemne de los ritos y nos inicia en la temible y explosiva aventura de desnudarnos ante otros seres amados, imaginados, sucumbidos o adormilados. Si tienes la fortuna de encontrar un alter ego en tu palabra mentada y amada sabrás lo que es estar en la gloria, entre cielos reconvertidos y en la plenitud de tu espíritu sensible.

Imaginar, escoger, escribir y vivir con palabras es una experiencia que no elegimos, sino que padecemos con dulzura y recato. Con palabras puedes adular, estremecer, amar u odiar: todos sentimientos que son de entrañas hechas tripas y carne en la punta del plumín.

Formidables palabras, bellas, espontáneas o pensadas; amorfas o coléricas. Las palabras son eso que somos; por y a través de ellas....

No hay comentarios.:

Publicar un comentario