Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de indómito coraje, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

sábado, 30 de abril de 2016

Fiesta de Sant Jordi en Barcelona

La fiesta de Sant Jordi atraviesa culturas y experiencias vitales bastante diversos. Por un lado San Jorge es patrono de numerosos países y ciudades; patrocina entidades, bendice a los boy scouts y alimenta los mitos urbanos con corceles, dragones y leyendas altruistas y egocéntricas que reafirman nuestro desperdigado y sibarita mito de que no creemos en nada pero por las dudas.... es mejor procurar renovar el culto pagano al caballero y su caballo blanco por si las moscas...
Por el otro lado está que Barcelona y Catalunia entera se viste de fiesta, se regalan flores y libros ( pues coincide con el día del libro ) y las personas salen en masa a la calle a disfrutar de una caminata atiborrada de color, alegría y mucha vitalidad.

http://www.spain.info/es/reportajes/la_fiesta_sant_jordi.html

















jueves, 28 de abril de 2016

Relojes Monumentales en Madrid

La capital de España es pródiga en monumentos, estatuas, museos, paseos, puertas de todo tipo, estaciones de metro, tren o autobuses. Madrid tiene un encanto particular para los filántropos aburridos, los sibaritas de las fotos, los caleidoscopios multiformes de la enunciación.
Madrid destila pasado, presente y futuro: por su esencia colosal, por la real polifuncionalidad de su cultura que se metamorfosea en principios regios y paganos; se impone con un estilo barroco al que no quiere ver y sin embargo se sumerge en la mas vívida y temporizada contemplación policrómica.
Eso es Madrid: una urdimbre de historia, de secuencias concatenadas de eufemismos y solsticios arrinconados en la esfera celeste, el fuego y la tierra: o en los rincones de su millonaria expresión rica de metáforas imposibles.
Tema aparte: los relojes monumentales de Madrid son de una hermosura que raya la locura.
Decir " bellos " me parece poco.

















Relojes Monumentales en Bilbao

Convengamos que 4 días en una ciudad no sirven de mucho. Sobre todo si es que la visita por primera vez.
Pocas referencias tenía de la capital del país vasco, y todas las referencias apuntaban en dos direcciones: su famoso mal tiempo y el impertérrito Museo Guggenheim que se asoma de manera atrevida sobre la ría y mirando con descaro a la acartonada y católica Universidad de Deusto.
Me encontré, en mi reciente visita, con una ciudad dinámica, bella, muy recomendable para disfrutar y visitar. Un tema aparte es la gastronomía.... punto que quedará pendiente para otra visita.
Lo que me ocupa acá es una serie de relojes monumentales muy bellos, muy bien conservados que están listos para ser disfrutados por ojos ávidos de horas eternas y magnánimas almas que procuren regocijo en la eternidad del tiempo....













domingo, 24 de abril de 2016

Els Encants - Barcelona

¿ Cómo puede ser que me haya perdido Els Encants habiendo vivido en Barcelona.... ? Misterios que tiene una. Quizás la explicación está en la generación de interés: en aquella época no me interesaba trastear, no me interesaba hurgar, tenía la cabeza hueca de estilo y belleza.
Els Encants es mucho mas que un mercado de pulgas: es un submundo donde se puede encontrar de todo... hasta lo que no se está buscando. 
Els Encants tiene un atractivo extra: el techo inútil y bonito, algo que una pesadilla de un diseñador pergeñó sin malicia. Y sin malicia y oficio discurre el rastro catalá:  cristal de Murano, muebles, ollas, porcelanas finas, relojes baratitos y feos, ropa de todo tipo, esencias, calzado.... vaya variedad.
A Els Encants hay que ir con tiempo, ganas, atención y una dosis medida de regateo.

http://www.encantsbcn.com/es